FANDOM


Frank Randall
Cast S3 3 Frank 648x1080
Información
Nombre completo Franklin Wolverton Randall
Nacimiento 1906
Edad 60 años
Muerte Enero 1966, Boston, EEUU
Ocupación Historiador, escritor y profesor
Familia Nora Sheffield (madre)

Jonathan E. Randall (padre)
Claire Beauchamp (esposa)
Brianna Randall (hija adoptiva)
Jonathan Randall (ancestro)
Alexander Randall (ancestro)

Actor serie TV Tobias Menzies

Frank Randall es un profesor de historia inglés, casado con Claire Beauchamp con quien se encuentra de segunda luna de miel en Escocia al iniciarse esta gran historia.

Apariencia física

Constitución elástica y delgada, huesos finos, facciones marcadas, cejas parejas, ojos pardos grandes, cabello oscuro que se curva con suavidad sobre la frente, piel tostada dorada obtenida por las vacaciones escocesas. Hombre de aspecto aristocrático y porte elegante.

Carácter

Académico, racional, centra su vida en la historia y sus estudios, suele dejarse llevar cuando habla del pasado. Desea tener hijos propios y no acepta adoptar niños. Es un hombre apuesto, cálido y amable. Apasionado por la historia y por su propia genealogía. Educado y seductor.

Biografía

Conoce a Claire Beauchamp al hacer una consulta con su tío y arqueólogo, Quentin Beauchamp sobre la relación de la filosofía francesa con las prácticas religiosas egipcias. Después de un corto noviazgo se casan en 1938. Durante el primer año de casados viven una vida de académicos nómadas.

En 1939 al estallar la segunda guerra mundial es enviado al adiestramiento de oficiales y luego a la unidad de inteligencia MI6, mientras su esposa entra a una escuela de enfermería. Durante los 6 años que deben estar separados, solo pudieron encontrarse en tres breves ocasiones.

En 1945, una vez terminada la guerra, Frank y su esposa reinician juntos su vida de casados. En 1946[1] planifica llevar a Claire de vacaciones a Escocia en una especie de segunda luna de miel. Luego debe presentarse en la Universidad de Oxford para iniciar su trabajo como profesor de historia.

Eventos en los libros

En 1946, Frank y su esposa llegan de segunda luna de miel a Inverness, Escocia. Frank aprovecha este viaje para reunirse con el reverendo Wakefield para investigar sobre su ancestro Black Jack Randall, capitán del ejército inglés en los tiempos del segundo alzamiento jacobita. Durante este viaje visitan muchos lugares como el Lago Ness y el antiguo castillo Leoch, hogar del clan MacKenzie en el siglo XVIII.

Una noche de tormenta, Frank regresaba a la posada y vio a un hombre vestido de Highlander observando a Claire mientras esta se peinaba cerca de una ventana del primer piso. Al entrar en la habitación, Frank se encuentra muy afectado por su experiencia, ya que el hombre con el que se había encontrado, se desvaneció ante su intento de entablar una conversación. Comenta con su esposa el suceso y ella bromea con la posibilidad de que lo que vio, haya sido un fantasma, teniendo en cuenta que en esa parte de Escocia, las historias sobre apariciones y espíritus son parte de la vida cotidiana de las personas. Pero Frank, tiene la sensación que el hombre del kilt puede ser un amante olvidado de Claire, tal vez un soldado que ella atendió durante la guerra. Ella se siente atacada por las suposiciones de su esposo. Después de discutir sobre el tema, él le asegura que nada de lo que haga, puede afectar su amor por ella.

Unos días después en la madrugada del día de Beltane, Frank y Claire observan un ritual druida en las piedras enhiestas de la colina de Craigh na Dun. Escondidos detrás de unos arbustos, ven una danza ancestral protagonizada por un grupo de mujeres y quedan maravillados con esa experiencia.

Al día siguiente, el mismo Frank alienta a Claire a que vuelva a Craigh na Dun para examinar una planta cuyas flores la habían dejado intrigada mientras él visita al reverendo. Ese es el último día que Frank ve a su esposa, quien desaparece sin dejar rastro alguno.

La primera semana de mayo de 1948 Frank vivió lo inimaginable al enfrentarse a la reaparición de su esposa, Claire, tras unos años de haber desaparecido. Le costaba contener su rabia cuando los médicos le pedían que no la presionara para que le contara lo que le había sucedido pero él necesitaba respuestas, necesitaba saber qué había pasado con ella y por qué había regresado mugrienta, maltratada y embarazada. Estos le decían que tuviera paciencia con su mujer que estaba traumatizada y que dejara sus preguntas para después.

También debía soportar a los periodistas que especulaban sobre el regreso repentino de Claire tras tanto tiempo desaparecida. Un día un fotógrafo lo había sorprendido cuando iba a visitar a su esposa al hospital, logró colarse hasta la habitación de Claire y les robó una fotografía. El 6 de mayo la foto fue publicada en el periódico como parte de un reportaje titulado “Secuestrada por las hadas”.

Pasados unos días, Frank logra hablar con Claire y ella le cuenta de cómo viajo al pasado a través de las piedras y todo lo que le sucedió. Este reaccionó con furia tirando contra el suelo un jarrón de flores que había sobre la mesa.

Frank no creyó su historia y seguía presionándola para que le contara la verdad, una verdad que él pudiera creer. Hubo muchos rumores en los pasillos y hasta gritos pero finalmente Frank se dio por vencido ante la insistencia del médico. Comprendió que cualquier intento de obligar a Claire a aceptar la realidad podía poner en peligro su embarazo.

Varias veces se encontró con su amigo el reverendo Wakefield para contarle lo difícil que le resultaba que su mujer hubiera regresado embarazada tras tanto tiempo de ausencia. Estaba muy tenso pero lograba contener su estrés ante esta situación.

El 14 de mayo Frank volvió a visitar al reverendo para pedirle un extraño favor. Sin explicarle el motivo de su petición, le pidió algo que era muy importante para él. Le pidió que investigara sobre Jonathan Randall y sobre James Fraser quien resultaba un misterio total para el reverendo. Toda información que lograra averiguar debía serle enviada a la dirección de la universidad para que Claire no pudiera enterarse al respecto.

Pasadas unas semanas, Claire ya estaba bien como para viajar y partirían para Londres para luego viajar hasta Boston donde Frank trabajaría en la universidad. Frank le hizo prometer a Claire que nunca tendría contacto con el reverendo.

Poco después, Frank viajó con su esposa a Boston donde inician una nueva vida juntos. Para principios de junio de 1948 la salud de Claire empeora debido a que su embarazo es delicado. Así se lo comunica al reverendo Wakefield en una carta que este recibió el 18 de junio. Como respuesta, Frank recibió la información que el reverendo había recopilado hasta la fecha y de la cual destacaba el descubrimiento de la tumba de Jonathan Randall en St. Kilda.

En octubre de ese mismo año su esposa dio a luz una niña. Después de su nacimiento, Claire intentó abandonarlo pero él no lo permitió. Le propuso ser el padre de Brianna. Sabía que él no era el padre de la niña pero le pidió que no se lo dijera a la niña y que le permitiera ser su padre mientras él viviera. Ya después de su muerte Claire podría decidir si contárselo. Claire aceptó su propuesta y continuaron su matrimonio.

La pequeña Brianna robó el corazón de Frank y fue para él una verdadera hija. Desde pequeña llamó a Brianna su «pequeña belleza» y con ternura continuaba usando el viejo apodo aun cuando se estiraba para besarle la punta de la nariz.

Antes de 1958, Frank visitó por última vez al Reverendo Wakefield. Poco antes de su muerte, Frank viajó a París y le trajo de regalo a Brianna un brillante pañuelo de seda naranja y azul. Unos meses despues, en 1966, Frank murió.

Poco después de reaparecer su esposa en mayo de 1948, Frank hace que un psiquiatra la examine al no creer la historia tan fantástica que ella le contó respecto a su desaparición de 3 años. En varias ocasiones su esposa le había ofrecido divorciarse para que pudiera reiniciar su vida y él rehúsa abandonarla pues pensaba que solo un canalla era capaz de abandonar a una mujer embarazada y sin recursos.

Luego de establecerse en Boston, esos primeros meses juntos son difíciles, estando ansioso por el embarazo de Claire y por no compartir la cama con su esposa ni besarla siquiera. Frank incluso se viste fuera del alcance de su vista para que ella no lo vea desnudo.

Al nacer Brianna en noviembre de 1948, Frank cae rendido a los encantos de la recién nacida desde el primer momento en que la tiene en brazos. Aún así, continua sin tocarse con su esposa pero a través de la niña nace un vínculo entre ambos que los obliga a conversar aunque sea de las tareas domésticas.

En febrero de 1949, Frank ve como Claire sonríe por primera vez desde que regresó gracias a un estornudo de Brianna justo cuando él le da un beso a la niña. Esa noche tienen invitados a cenar y cuando regresa a casa encuentra a Claire sin haberse vestido para la ocasión. Entonces se le ocurre acusarla de no estar preparada cuando no tiene nada más que hacer en todo el día. Esta gota colma el vaso de paciencia de su esposa quien sale huyendo justo cuando llegan sus invitados.

Frank se ve obligado a atender solo a sus invitados. Luego, duerme a Brianna y se la deja encargada a una vecina para salir en busca de Claire, a quien encuentra en la iglesia de San Finbar participando del ritual de la adoración perpetua. De regreso a casa, le pregunta nuevamente a su esposa si el padre de la niña está muerto. Esta vez ella no dijo nada y solo asintió con la cabeza.

Al observar cómo Claire intenta extraer el exceso de leche de uno de sus senos, Frank se excita. Se acerca a su esposa y termina tomando del pecho de ella que Brianna no logró vaciar al quedarse dormida. A continuación hacen el amor.

Cuando Claire empieza la escuela de medicina en 1954, Frank se cansa de ver como las niñeras no soportan los horarios de Claire. Muchas se iban, dejando a Brianna sola antes de que él o Claire regresaran a la casa. En una de esas ocasiones, Brianna, con solo 7 años, salió de la casa en busca de su madre y es atropellada sin mayores consecuencias. Frank, al reconocer la pasión de Claire respecto a ser médico y para no permitir que ella renuncie a su vocación por cuidar de Brianna, propone encargarse él mismo de cuidarla. Así cada tarde él la recoge de la escuela y se la lleva a su oficina en la universidad para cuidar de ella, de esta manera minimizaría el daño que podría sufrir la niña ante la ausencia de Claire.

En enero de 1966, Frank está planificando su año sabático que empezará en febrero. Este incluye hacer una serie de viajes al noreste de Estados Unidos y luego estar 6 meses en Inglaterra. Una noche le comenta casualmente a Claire que irá primero a Inglaterra y que se llevará a Brianna con él.

Ante esta noticia, discuten sobre donde Brianna terminará sus estudios y Frank le deja claro a Claire que no piensa dejarla sola con ella. Entonces su mujer le cuestiona si esta decisión se debe a la presión de la más reciente de las seis amantes que le había contado en la última década. Frank se pone tenso y contesta que pensó que había sido muy discreto al respecto.

Continuan discutiendo pues Frank piensa que Brianna, a pesar de estar próxima a cumplir 18 años, necesita mucha más supervisión de la que Claire ofrece. Entonces insinúa que Brianna pueda estar en una relación con Lenny, el hijo de Joe Abernathy, y que la propia Claire sea la amante de Joe. Ante la reacción indignada de su mujer, Frank deja claro que todo el mundo piensa que son amantes porque pasan demasiado tiempo juntos y que esa relación expone a Brianna al contacto con gente de color y la pone en peligro.

Frank tiene claro que Claire no puede hacer nada para detenerlo y en ese momento ella lo amenaza con una demanda de divorcio por adulterio para quitarle la custodia de Bree. Él intenta recuperar su compostura luego de tal amenaza y le confiesa que nunca pensó que le molestara que tuviera amantes dado que nunca hizo nada para detenerlo y que nunca actuó como si le importara lo suficiente.

En ese momento confiesa que desde hace años sabía que era estéril y que ante la certeza de que Bree sería lo más próximo a un hijo en su vida decidió quedarse aun sabiendo que cada vez que Claire miraba a Bree pensaba en Jamie por lo que nunca lo olvidaría.

Frank queda muy impactado cuando Claire le confiesa que no habría olvidado a Jamie aun cuando Bree no se le pareciera físicamente. En ese mismo instante se pone algo de ropa sobre el pijama y se marcha de la casa.

Cuando se marcha está nevando y hay placas de hielo en las calles. En algún momento de la madrugada Frank pierde el control del coche debido a las placas de hielo y sufre un accidente fatal. Su cuerpo es llevado al hospital donde trabaja su esposa quien ve cuando traen su cadáver.

Serie de TV Outlander de Starz

El actor inglés Tobias Menzies interpreta a Frank Randall en la serie de televisión Outlander.

Citas

"No, sé que no harías algo así. Sólo quería decir que si lo hubieras hecho... No me importaría, Claire. Te quiero tanto. Nada que hicieras podría cambiar este amor.", en Forastera

Galería de fotos del personaje

Referencias

  1. Fecha correcta de inicio de Forastera

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar