FANDOM


En 1744, Jamie ha conseguido recuperarse de sus heridas en la Abadía Sainte Anne de Beaupré y ahora, sabiendo lo que sucederá en Culloden y con Claire embarazada, deben decidir cómo actuar. Su idea es viajar a Roma, donde intentarán impedir la rebelión jacobita, pero estos planes cambian tras tener una conversación con el tío de Jamie, el Abad Alexander, quien les dice que el Rey Jacobo le ofrece un estipendio a Jamie si va a París a ayudar al Príncipe Carlos en su causa.

Jamie acepta y en febrero de 1744 viaja con Claire a Le Havre, donde se ha citado con su primo Jared Fraser, que tiene allí una gran bodega. Jared es un exitoso comerciante de vinos en París y le ofrece que se haga cargo del negocio mientras él viaja a la región de Mosela; le pagará a Jamie un salario y le dejará disfrutar de su casa de París y de todo el personal a su servicio.

Durante esa reunión, tiene lugar un incidente en el muelle, al llegar un barco con uno de sus tripulantes enfermo de viruela. Jamie le comenta a Jared que Claire tiene dotes de curandera, cuando la oye decir que va a acercarse a examinar al marinero.

La afirmación de la enfermedad por parte de Claire hace que el dueño del barco, el Conde de Saint Germain, se enfurezca con ella, actitud que Jamie ataja agarrando al Conde del cuello de la camisa y alzándolo en volandas.

Durante los días siguientes, Jamie comienza a salir con Jared para ponerse al día del negocio, visitar clientes y proveedores y se prepara para ayudar al Príncipe Carlos aportándole conexiones sociales que fueran de utilidad para su causa. Para ello, Jamie debe organizar cenas en casa de Jared.

Jamie mantiene una conversación con el Príncipe, en ocasión de visitarlo con Jared; esta no fue nada trascendente pero consigue que lo invite a una próxima visita.

Una semana después de la visita a Carlos Estuardo, Jamie es invitado a presenciar en Versalles el lever del Rey.

Jamie empieza a ser consciente de la gran misión que tienen entre manos, intentando que el Alzamiento no ocurra.

Una tarde, mientras Jamie está en el estudio con Claire, reciben la visita de Silas Hawkins, exportador de licores franceses a Inglaterra. Jamie se hace el despreocupado respecto a la cuestiones políticas que el señor Hawkins le plantea, cosa que extraña al inglés. En otro momento de la conversación, Hawkins les habla de su sobrina Mary; Jamie se sorprende cuando Claire le cuenta que Mary será quien engendre al hijo de Jonathan Randall ya que él cree que murió en la estampida de las vacas en Wentworth.

Días después Jamie y Claire son invitados por el rey a un baile en Versalles. Jamie aconseja a Claire que se compre un vestido para destacar en el baile y que le sirva de reclamo para que se acerquen los hombres ricos que acudirán al evento. Simulará estar en contra de la causa jacobita, con la discreción suficiente para que no llegue a oídos del Príncipe Carlos, al que Jamie sigue haciendo visitas en Montmartre.

Cuando Jamie ve a Claire con el vestido, empieza a ponerse nervioso y estalla de celos pensando en cómo la van a mirar los hombres, ya que el vestido rojo es extremadamente provocativo. Al llegar al salón donde tiene lugar el baile, Jamie se encuentra con Annalise de Marillac, un antiguo amor. Ella se lo lleva para presentarle a un grupo de hombres influyentes.

La fiesta le resulta provechosa ya que conoce a Monsieur Duverney, el ministro francés de Finanzas, al que le ha ganado jugando al ajedrez. Pasan la noche en Versalles y al día siguiente, Jamie se queda inmóvil al creer ver a Jack Randall. Está a punto de atacarlo pero en ese momento Claire se desmaya y Jamie acude a atenderla. Cuando recupera el conocimiento, ambos son presentados a Alexander Randall, el secretario del duque de Sandringham, a quien habían confundido con Jack Randall.

Tiempo después, Jamie tiene una discusión bastante acalorada con Claire, debido a su insistencia por colaborar en el Hospital des Anges. Jamie no está de acuerdo en que Claire, estando embarazada, atienda a pordioseros y criminales pero ella está decidida así que, al final Jamie accede pero deberá llevar como escolta a Murtagh.

Días después, Jamie descubre que es alérgico al olor del jacinto, ya que Claire llega untada en este aceite tras depilarse en casa de Louise.

Al cabo de unos días, Jamie lleva a casa a Fergus, un ladronzuelo, al que contrata para que lo ayude a interceptar correspondencia. Jamie encuentra al chico por casualidad, cuando huye de unos marineros que los persiguen y acaba escondido en un burdel, donde Fergus lo ayuda a escapar.

A pesar de la gran habilidad de Jamie para descifrar cartas codificadas necesita recurrir a la Madre Hildegarde para que le ayude con una de las cartas pues, al parecer el mensaje está oculto en una melodía. Tras descifrar esta última carta, Jamie tiene la primera señal concreta de que algún Estuardo está organizando un intento de restauración.

Jamie es invitado con asiduidad a Versalles para jugar al ajedrez con Monsieur Duverney. En una de esas veladas, terminan tarde y Duverney le ofrece pasar la noche en un apartamento para que no tengan que viajar a París de noche. Claire empieza a tener muchos dolores durante la noche y Jamie se asusta al pensar que es un aborto. Más tarde descubrirán que los dolores se los provocó la cáscara sagrada que alguien le puso en la comida.

Al día siguiente Jamie quiere ir rápidamente al encuentro de Maestro Raymond pues cree que ha sido él quien ha vendido la cáscara sagrada a alguien que tiene la intención de dañar a Claire. Ella lo convence para que no entre en la tienda y la espere fuera. Finalmente, ante la tardanza de Claire, Jamie entra en la tienda y ella le presenta a Raymond. Este les advierte que puede que ambos estén en peligro. Jamie acepta la advertencia de mala gana.

Jamie le comenta a Claire lo mal que ve a Carlos por los trastornos que le provoca su relación de Louise. Una semana después, Jamie no va a casa a dormir y Claire se preocupa. Cuando finalmente aparece, huele a perfume barato y tiene laceraciones en el muslo y un mordisco en la parte interna del mismo. Ante el lógico ataque de celos de Claire, Jamie a duras penas pudo mantener su virtud en el burdel con el príncipe y sus amigos. Para frenar sus risas a su costa por serle fiel a su esposa, Jamie les dice que Claire es la Dama Blanca.

A comienzos de mayo, Jamie es avisado por Fergus de un ataque sufrido por Claire y Mary cuando salían del hospital acompañadas del pequeño y de Murtagh. Cuando Jamie llega al lugar, atiende a Claire y a Murtagh, que está inmovilizado dentro de un saco. Al ver el estado en que se encuentra Mary, decide llevarla a la casa de la Rue Tremoulins. Esa noche dan una cena en honor del Duque de Sandringham a la que también asistirá el Conde de Saint Germain.

Jamie decide alojar a Mary en el piso de arriba mientras que se recupera de lo sucedido donde es custodiada por Álex Randall quien le ha contado que está enamorado de ella. Jamie está nervioso, sobre todo, cuando el duque llega acompañado de Silas Hawkins, el tío de Mary. Durante la cena, otra noticia hace que Jamie se quede impactado; el conde de Saint Germain les informa que tiene negocios con Carlos Estuardo.

La velada termina con Jamie en la Bastilla, para dar explicaciones, ya que, durante la velada, Mary sale gritando a la escalera seguida de Álex Randall ante lo que parece una agresión de Randall hacia la joven, que Jamie intenta zanjar dejando inconsciente a Alex de un puñetazo. Esa misma noche dejan libre a Jamie, gracias a Monsieur Duverney, que ofrece garantías por su persona.

Días más tarde, Jamie visita al duque de Sandringham en su casa con el objetivo de sacarle información para saber de qué lado está en la causa de los Estuardo; Claire lo acompaña para ver si puede hablar con Alex Randall. Durante la conversación con el duque, Jamie se excusa para salir a buscar a Claire quien había salido tras Mary Hawkins.

Se encuentran con Jack Randall. Jamie se queda inmóvil e inexpresivo al verlo, coge a Claire y se marchan, tras amenazar a Randall con que la próxima vez que se vean le rogará por su vida. Cuando llegan a su carruaje, Jamie empuja a Claire para que entre pero él no sube.

Jamie planea el duelo y vuelve a casa del duque para retar a Randall, pero este ha sido arrestado a causa de la acusación de Claire. Entonces regresa a su casa donde tiene una gran pelea con Claire, que quiere que le prometa que esperará un año a que pueda engendrar al antepasado de Frank. Jamie, ahogado por la ira y la impotencia, finalmente acepta.

Un tiempo después, Jamie es invitado por el duque de Sandringham a las cuadras reales de Argentan, para ayudarlo a escoger cuatro yeguas que el rey Luis va a vender al duque. En ese viaje, Jamie cuenta a Claire la verdadera razón por la que acepta esperar un año para matar a Randall; quiere que, si a él le pasa algo, ella vuelva a su tiempo, y tenga alguien a quien recurrir, quiere que vuelva con Frank.

A la vuelta de este viaje Claire le dice a Jamie que está sangrando. Él inmediatamente es presa del miedo a perder el bebé.

Al día siguiente, Jamie tiene una idea para hundir el negocio de Carlos y Saint Germain y hacerse con el cargamento del conde. El plan consiste en que Murtagh viaje a Lisboa y busque el barco del conde para infiltrarse a bordo. Un vez en el barco debe tomar unas hierbas que le ha dado Claire que le harán ponerse enfermo y parecer que tiene viruela; así desviarán el barco a España donde estará esperando Jamie para comprar la carga y venderla allí. Lograrían que el cargamento de oporto no llegase a París y dejaría sin fondos al Príncipe Carlos.

Durante los días siguientes, Jamie recibe la visita de Monsieur Forez, durante la cual, le hace una advertencia velada de la muerte terrible que sufren los traidores. Recibe también aviso del capataz de la bodega; se ha metido en un lío en un burdel y Jamie acude a ayudarlo acompañado de Fergus. Esta visita al burdel hace que se desencadene la tragedia, ya que Jamie, reta a duelo a Randall cuando lo encuentra abusando de Fergus.

El lugar elegido para el duelo es el Bois de Boulogne al que Claire llega sintiéndose realmente mal pero ansiosa de detener el desastre. Jamie está luchando con Randall, que cae al suelo y Jamie le clava su espada bajo el vientre. La herida es grave pero no le causa la muerte. En ese momento ve a Claire tirada en el suelo, con la tez blanca y la falda ensangrentada. Cuando va hacia ella, lo detiene el guardia y lo arrestan por batirse en duelo.

Jamie queda prisionero en la Bastilla hasta que el rey quiera. Allí sufre pensando que Claire ha muerto. Corre el mes de julio y Claire consigue liberarlo tras enterarse de donde se encuentra su marido. Ella se está recuperando en Fontainebleau del aborto sufrido durante el duelo pero consigue reunir fuerzas para ir a ver al rey Luis y darle lo que él desea a cambio de la libertad de Jamie.

Tras ser liberado, Jamie va al Hospital des Anges y la Madre Hildegarde le cuenta todo lo que pasó. Antes de ir en busca de Claire, emprende viaje a Orvieto para llevar a cabo el plan que trazó con Murtagh pero, debido a lo mal que se encuentra al estar en mar abierto, Murtagh y él intercambian los papeles, siendo Jamie el que simula tener viruela.

A su regreso, en agosto, va a buscar a Claire a Fontainebleau donde en un principio, ella no quiere que la toque y le pide que se vaya. Jamie le pide perdón; está destrozado por lo que ha pasado con Faith y con el encuentro de su esposa con el rey. Finalmente ambos se perdonan. En un paseo por las tierra de Louise, Claire le cuenta realmente lo que pasó con el rey. Jamie está celoso y enfadado y desea castigarla. Ella le ofrece que la castigue; como resultado tienen sexo bastante agresivo. Después de esto, Jamie le confiesa que fue fiel a su palabra y no mató a Randall, aunque lo hirió gravemente.

Al día siguiente, emprenden camino al puerto de Le Havre, donde cogerán un barco que les llevará a Escocia, requisito indispensable impuesto por el rey para liberarlo.

En otoño Jamie regresa a Lallybroch, junto con Claire, Murtagh y Fergus. Su estancia esta vez es más larga y sosegada; Jamie enseguida se incorpora a las tareas de la finca, las tierras, los caballos, y se preparan para afrontar el invierno. Jamie le cuenta a Ian lo sucedido con Randall. También le trae de regalo de aniversario a Claire un trozo de ámbar, aunque el aniversario fue en junio pero no hubo oportunidad de celebrarlo pues Jamie estaba en la Bastilla.

Llega la primavera y, con ella, una carta que cambia de nuevo la vida de Jamie. Carlos Estuardo ha puesto el nombre de Jamie en un documento del Rey Jacobo en el que los jefes de los clanes le brindan su apoyo y lealtad. Desde ese momento, Jamie es un traidor a la corona de Inglaterra y debe marchar pronto para unirse al ejército de los Estuardo y reunir a sus hombres para la guerra.

Jamie comienza a seleccionar qué hombres irán con él a la batalla y cuáles se quedarán en Lallybroch para sacar adelante la propiedad.

A mediados de septiembre de 1745 Jamie parte con treinta hombres camino de Tranent donde se reunirán con Lord George Murray. Tras participar en la Batalla de Prestonpans, Jamie es pisoteado por un caballo y también sufre una herida de sable en las costillas pero sin mayores consecuencias.

En octubre Jamie y Claire marchan a Edimburgo , donde Carlos lleva al ejército. Se alojan en Hollyrood y durante su estancia allí, coinciden con Dougal y Colum, que está sopesando la opción de poner a su clan al lado de Carlos. Colum le pide consejo a Jamie sobre qué hacer al respecto y su sobrino le dice que vuelva a Leoch con sus hombres.

El Príncipe le pide a Jamie que intente que los hombres del clan del Viejo Zorro se unan a su causa. Antes, deja planificada la huida de los hombres de Lallybroch cuando marchen junto al ejército escocés.

Tras dos semanas de estancia en Beaufort, Jamie recibe la amenaza de su abuelo, Lord Lovat, para que le ofrezca juramento o hará que ataquen a Claire pero Jamie revierte la amenaza informando a Simon que Claire es una Dama Blanca.
Pasan las semanas y Jamie ve como el Viejo Zorro decide finalmente no comprometerse directamente con Carlos, esgrimiendo el argumento de que está enfermo (Claire le ha diagnosticado prostatitis), pero envía a su hijo el Joven Simon.

A mediados de diciembre, Jamie parte junto con Claire, el Joven Simon y los hombres Fraser hacia Edimburgo para reunirse con Carlos. Jamie tiene intención de desviarse durante el viaje hacia Lallybroch y no regresar.

Cuando Jamie y Claire llegan a Lallybroch, Ian les cuenta que los hombres no han regresado. Murtagh llega tras ellos, viene de Edimburgo y les trae malas noticias pues los hombres de Lallybroch están arrestados en Tolbooth por desertores.

Jamie marcha inmediatamente a Holyrood a pedir explicaciones al Príncipe Carlos pero le informan que éste se ha marchado a Stirling así que parte hacia allí. Jamie consigue el perdón de sus hombres y Claire los dirige a Stirling.

Una vez allí, deciden que los hombres de Lallybroch y los de Dougal se enfrenten juntos a los ingleses. El ejército jacobita está preparado en las inmediaciones de colina de Falkirk y Jamie está organizando a los hombres. Le dice a Claire que debe refugiarse en la iglesia que está en la colina ya que la batalla está a punto de empezar.

Cuando Jamie acude en busca de Claire, encuentra también en la iglesia a Dougal y algunos de sus hombres, entre ellos a Rupert, herido mortalmente. Están acorralados por las tropas reales, así que urden un plan para entregarles a Claire fingiendo ser prisionera de los Highlanders.

Jamie logra conocer el paradero de Claire por mediación del hijastro de Hugh Munro que la ha visto en la residencia Bellhurst. Logra entrar en la casa del duque de Sandringham y rescatar a Claire.

Emprenden de nuevo camino a Edimburgo, donde Jamie visita el cuartel general del ejército y decide partir de inmediato hacia Inverness. Pero antes, Claire le insta a visitar a Álex Randall con objeto de hacer de testigos de la boda de Jack Randall y Mary Hawkins, oficiada por Alex.

El 15 de abril, Jamie y Claire llegan a Culloden House, donde el viejo Alec les dice que el Príncipe ha tomado el mando de las tropas y que, aún estando en un estado lamentable debido a la falta de descanso y comida, van camino de Culloden. Ante esto, y viendo que la batalla es inminente, Claire propone a Jamie acabar con la vida de Carlos envenenándolo pero él descarta la idea; nada les asegura que con la muerte del Príncipe no tenga lugar la batalla.

Dougal ha escuchado toda la conversación e intenta acabar con la vida de Claire por traidora. Jamie la defiende, peleando con su tío al que, finalmente, mata. Willie lo ha visto todo y Jamie le pide que le dé una hora para poner a salvo a Claire y que luego él volverá y responderá por lo que ha hecho. Antes de partir, prepara el título de propiedad de Lallybroch cediéndoselo a su pequeño sobrino, el joven Jamie.

Jamie lleva a Claire a Craigh na Dun; pasan la noche en una cabaña a los pies de la colina donde Jamie le cuenta su intención de salvar a los hombres de Lallybroch durante el desconcierto de la batalla. Jamie le ruega a Claire que vuelva a su tiempo y salve al hijo que lleva en su vientre ya que él volverá a Culloden a morir, no sin antes prometerle que, pase lo que pase, la encontrará y su promesa perdurará a través del tiempo.

T02e03 Jamie ajedrez

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.